La vestimenta del discípulo de Jesús. Colosenses 3:12-15

Es fácil reconocer a alguien por su vestimenta. Un bombero para conseguir hacer bien su trabajo necesita botas de seguridad, linterna y accesorios que faciliten su trabajo. Un bombero no se viste de carnicero ni un carnicero como un enfermero. Asimismo un cristiano también tiene una vestimenta espiritual que le hace diferente y que le ayuda a cumplir con los propósitos de Dios para su vida. Es una vestimenta que debemos cuidar, valorar e incluso renovar.

Colosenses 3:12-15 dice:

 12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia. 13 Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14 Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos. 

 La “vestimenta” que necesitamos para afrontar la vida es espiritual. Esa “vestimenta” nos capacita para construir relaciones saludables y además nos sienta bien porque nos da paz verdadera.

que me pongo

La vestimenta del discípulo de Jesús tiene 3 características:

  • Una vestimenta que necesitamos para afrontar la vida. (v.12) Se mencionan hasta 5 “prendas” que los creyentes deben llevar.
  • Una vestimenta que nos capacita para construir relaciones saludables (v.13) Se mencionan 2 aspectos de la vestimenta del creyente. Por un lado, la “talla” o la importancia de los límites en las relaciones y por otro lado, el “precio” del perdón basado en la gracia de Dios.
  • Una vestimenta que nos sienta bien porque nos da auténtica paz. (vv. 14-15) Se menciona la importancia del amor en la comunidad cristiana y el resultado de permitir que la paz de Dios arbitre cualquier conflicto que ponga en peligro nuestra paz.

Como reflexión vemos que demasiadas personas se sienten desanimadas al pretender buscar a Dios porque conocen alguien que dice ser cristiano pero que en realidad está disfrazado de seguidor de Jesús y que en su vida nada o poco refleja la vestimenta espiritual que menciona el apóstol Pablo en este texto. En realidad, un verdadero discípulo o seguidor de Jesús queda fácilmente reflejado en su carácter, en su relaciones y en la forma de afrontar las dificultades de la vida. ¿Qué opinas? Deja un comentario con tu opinión del tema. Dios te bendiga!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: