A pesar de nuestras limitaciones. Proverbios 30:24-28.

La incapacidad y las limitaciones del ser humano son temas habituales en Proverbios. Eso nos lleva a pensar que dependemos de Dios para recoger “buenos frutos” en nuestras vidas y nos invita a reflexionar sobre qué estamos “sembrando” y posteriormente, “recogiendo”.

El autor de los siguientes versos es Agur,“el que recoge”. Podemos ver a través de las características de animales como lograr que nos vaya bien a pesar de nuestras limitaciones.

galatas.png

Proverbios 30:24-28.

Cuatro de las cosas más pequeñas de la tierra
son más sabias que los sabios:
25 las hormigas, pueblo que no es fuerte,
pero en verano preparan su comida  ;
26 los conejos, pueblo que no es vigoroso,
pero hacen su casa en la piedra;
27 las langostas, que no tienen rey,
pero salen todas por cuadrillas;
28 la araña, que la atrapas con la mano,
pero está en los palacios reales.

La Palabra nos anima a tener una actitud previsora, un refugio seguro en Dios, una comunidad ordenada y capacidad de adaptación al entorno que nos rodea.

En estos versículos encontramos 4 animales con grandes limitaciones y al mismo tiempo con envidiables virtudes a imitar.

  1. Tener una actitud previsora como la hormiga. (v. 25)

Su limitación es su falta de fortaleza. “Pueblo no fuerte”. Un insecto muy pequeño pero nos enseñan a ser esforzados. (Proverbios 6:6-11)

  1. Tener un refugio seguro como los conejos. (v.26)

“pueblo que no es vigoroso” Básicamente indefensos, necesitan lugares seguros para vivir.

Se ocultan fácilmente ante los peligros. Nos enseñan la necesidad de buscar un “refugio seguro” en Dios. (Salmos 104:18, Efesios 2:20-21)

  1. Tener una comunidad ordenada como las langostas. (v.27)

“No tienen rey”. En ocasiones nos hace falta buenos modelos o referentes a seguir.

Nos enseña que en la unidad está fuerza. (1ª Corintios 1:10)

  1. Tener capacidad de adaptación como las arañas. (v.28)

“La atrapas con la mano” No parecen muy importantes pero nos enseñan que tienen adaptabilidad al entorno. Es perseverante.

En resumen, nuestras limitaciones nos ayudan a reconocer y dar el lugar que le corresponde a Dios en nuestra vida. A pesar de ellas, podemos desarrollar virtudes que nos ayuden a recoger los tan deseados “buenos frutos”. Esas virtudes serían:

  • Trabajar diligentemente
  • Acudir al refugio de la roca que es Cristo.
  • Unirnos y cooperar como pueblo de Dios.
  • Ser valientes y perseverar hasta el fin.

 Dios os bendiga!

Visita nuestra categoría “Predicaciones” para escuchar predicaciones y ver otros bosquejos:

https://eebmanlleu.wordpress.com/category/predicacionspredicaciones/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: