Quietos o en movimiento

“Y Moisés tomó el Tabernáculo y lo levantó lejos, fuera del campamento y lo llamó el Tabernáculo de Reunión. Y cualquiera que buscaba a Jehová salía al Tabernáculo de Reunión que estaba fuera del campamento”. (Éxodo 33:7)

El Tabernáculo de Reunión era el lugar donde moraba la presencia de Dios y este Tabernáculo se levantó lejos del campamento, ¿por qué?, pues porque era necesaria una separación. En Éxodo 33:7 el pueblo del campamento había pecado contra Dios de idolatría al levantar un becerro de oro y adorarlo. Este pecado fue la causa de que el Tabernáculo se erigiese lejos del campamento –o lejos del pecado- , y esto nos lleva a 2 buenas reflexiones para nosotros hoy:

taber

1ª Reflexión. El pecado y Dios no tienen nada en común. Son antagónicos.
2ª Reflexión. El pecado te aleja de Dios o Dios te aleja del pecado.
Cuando un israelita buscaba a Jehová dice el v. que “salía al Tabernáculo de Reunión que estaba fuera del campamento”.
Uno que busca a Dios siempre va con la idea de alejarse del pecado (MOVIMIENTO). Y uno que se queda en el campamento –prefigurando el pueblo de Dios en pecado- y no busca a Dios, es porque ya está bien en su pecado.
A veces es necesario que nos preguntemos: ¿Nos sentimos a gusto con el pecado fuera de Dios? O ¿Nos sentimos a gusto con Dios alejados del pecado? Nosotros decidimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: